San Jorge ASDE — RESCATAMOS EL PLANETA

30/31 de Marzo: Invitación de ASDE en la celebración del San Jorge 2019, y allá que vamos. Una fecha en el calendario algo adelantada, pero, hay tantas actividades para las asociaciones, los grupos y personalmente, que coordinar -y/o asistir- se complica. Los que pudimos nos ofrecimos de buen grado a lo que nos asignaran y, aunque para algunos el servicio fue pequeño, también estuvo Jesús Gurrea arrimando el hombro durante toda la acampada.

Como decían los Juveniles, una vez más, Cadrete acogió a los más de mil de todas las edades, para realizar un programa bien organizado y donde reinaba, a mi modo de entender, una armonía de colores, juegos compartidos, reflexión conjunta y buen ambiente.

El tema que aglutinaba este año es la campaña a favor del Medio Ambiente: Rescatamos el Planeta, que trata de concienciar a los jóvenes que participan en el movimiento scout de lo importante que es su implicación para frenar el cambio climático; no sólo se trata de palabras, sino de realizar acciones diarias para invertir la dinámica, enseñándoles que nos convertimos en mejores personas si cuidamos de la naturaleza. Ya, cuando acudimos el sábado 23 de Febrero al XXXV FESTIVAL SCOUT, cuyo título era “Apaga la tele, rescata el planeta”, pudimos reconocer, en letras de las canciones y escenografías, que buscaban ese mensaje, tan en consonancia con los valores scouts de siempre.

Destacaría la propuesta del juego en el que nos dieron un díptico con dibujos de las pañoletas de los distintos grupos. Íbamos recogiendo los datos y la firma de uno de cada grupo y, al final, se conseguía una pulsera con el lema de la campaña. A algunos castores, les costó darnos los datos de forma legible, pues la “mesa” de apoyo era la espalda de cualquiera que pillábamos por allí. Aprovechamos para explicarles algo de AISG y se interesaron mucho.

Previendo que amenazaba lluvia para la tarde del domingo, se fueron recogiendo las instalaciones; los acampados siguieron con sus actividades como si nada. Impresionaba ver cómo montañas de mochilas rodeaban el pabellón del parque del pueblo en espera de ser recogidas. Observando los juegos que desarrollaban por ramas, reconozco la buena sensación que daba el ver chavales de los distintos grupos participando -codo con codo- con otros que apenas conocían: cadena de pañoletas que tan pronto servían de cuerda anudadas, como de parte del attrezzo para una danza.

Un recuerdo de los jóvenes castores del grupo Claret, con los que estuvimos charlando. Como podéis comprobar, ya practican el valor de la austeridad del buen scout: unas sudaderas que les servirán para unos cuantos años…

Hasta la próxima. ¡Buena Caza!

Pilar Melero Langa. Cisne C. Deneb.

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.