“Charlando y andando; sin sentir se va caminando”

Buen ambiente; bus; buscamos la ruta; buuuu ,sopla el cierzo.

El 2018 no nos ha hecho olvidar el caminar contra viento y marea; tampoco, hacer la cordada a nuestro aire: unos van delante, varios grupitos dispersos; el furgón de cola…

Ruta familiar, que no rutinaria; tenemos la oportunidad de comparar el paisaje hibernal con el de otras marchas; el canal aparece en varios tramos cual río salvaje y saludable; colorido azul ultramar (como muestran algunas fotos compartidas), buen caudal y movimiento del agua.

En esta ocasión, advertimos menos caminantes (solos o con mascotas), bicicleteros o demás humanos; familias, apenas. Algo tendrá que ver con el frío mañanero que, por momentos, arrecia.

“Tenía que haberme traído la bufanda de ayer…igual no habrías querido acompañarme”… ” Yo llevo…capas; pues yo…¡Ya voy sudando! “Yo, camiseta sudadera, forro”; “Yo, cortavientos”.

Llegamos al llano convertido el parque y elegimos merendero para almorzar:

“Yo cinco kilos me he quitado y otro los ha cogido! “No puede ser que lo que pierda una lo de encuentren cuatro!” “O falla el peso!”

“Mecachis diez” “ Como dicen… te quedas  jamón o mojama. Breve silencio masticando.

“¡Chocolate! ¡Yo, el negro! Pues yo, blanco pero muy bueno! ¡Bombones! De chico, pedía a mi madre cuando viajaba a Andorra…no cualquiera.. “El…” ( no menciono la marca, pero muchos estaban de acuerdo). Este tema se alarga en el uso y abuso (o no). Después, vienen las recetas de la cebolla y sus variantes…

El cierzo estimula… Temas de peluquería, de buenos y malos pelos; de cortes, melenas, de calvos… Y levantamos el almuerzo. Ahora vamos más agrupados. Estómagos felices, piernas más ligeras.

“¡Jope, la ciudad! Apenas sin darnos cuenta, aunque alguna rodilla se resienta, nos acercamos ya a las casas de Torrero y nuevo dilema trascendental: busquemos dónde jalar, y cuesta, cuesta… Habrá o no habrá? Andando se quita el hambre. “Cuando me lo mande, decidimos los bocatas.” Se resiste el encontrar un sitio.

Bien preparados; la meteó preconizaba día helador, pero, ya acercándome al punto de encuentro, los termómetros de las marquesinas eran más generosos de lo que vaticinaban ayer… bueno, comentarios para todos los gustos.

Parloteo que mueve músculos principales. Sigue el tema de la manduca y ya la marcha se convierte en paseíllo. Persiana de bar, cerrada; persiana de Entabán, cerrada. Vamos al Fartalla: fideguá compartido y algo más.

¡Buena caza!

Pilar Melero Langa CCD

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.